No hay comentarios

Stéphanie Sokolinski nació en Burdeos en 1986. En 2007 nace su alias musical, Soko, que será el representante de melodías pegajosas, con letras inteligentemente cínicas suavizadas por una dulce voz francesa cantando en inglés. De estar tocando para sus conocidos en la cochera de su casa, gracias al efecto MySpace que lanzó a artistas como Lily Allen y Justin Bieber, el fenómeno de grabación y producción del Do It Yourself hizo que un diskjokey danés mezclara su canción “I’ll kill her” y empezara a ganar oídos y corazones en Dinamarca, Australia, Países Bajos, Bélgica y Alemania.

“The Dandy Cowboys” es la canción más divertida del disco, comparando un noviazgo como una pareja de vaqueros cómplices, él con su sombrero, ella con sus botas, disfrutando de las aventuras del lejano Oeste del corazón.

“Shitty day” es el reflejo puro del humor negro y del sarcasmo de Soko. Es la historia de ella, que dice que si no se arregla, si no se rasura las piernas, nadie la podrá querer. Sinceramente, la composición de la lírica es inteligente y altamente recomendable para los que disfrutan de los versos de rimas inimaginables.

“I’ll kill her” es la canción más famosa de su primer disco, un EP (disco de corta duración) de sólo cinco tracks, llamado Not Sokute. Esta canción es una carta a su exnovio criticando a la chica por la que dejó a la cantautora, pero con un humor negro a tal grado que hasta dice que ya no podrá conocer a su madre que les diría que harían hermosos bebés.

“Take My Heart” acompaña la ilusión de querer a alguien, justo cuando se empieza a conocer a esa persona y se va forjando la relación. Un poco cursi, pero hasta podría ser dedicable.

“It’s Rainig Outside” es una confesión de amor, nostálgica que puede acompañar cualquier día de lluvia, en el que uno se siente solo, extrañando a esa compañía especial que simplemente se fue pero a la que aún necesitamos.

En general es un disco que se disfruta estando solo bebiendo una taza de té, donde la voz de Sokolinski y el aroma de su infusión favorita los pasean a través de los recuerdos, dándose cuenta de que han estado en las mismas situaciones que son pintadas musicalmente con tonalidades y texturas dadas por la composición de la cantautora.

Lamentablemente, todo el mundo esperaba su primer disco de larga duración en 2009, pero después de una gira por Australia, Stéphanie Sokolinski decidió asesinar a su personalidad musical debido a que ya empezaba a sonar comercial y no con el ruido de cochera que ella amaba tanto. Ella misma en su MySpace, cambió el nombre de la banda a Soko Is Dead, aunque cree que algún día libere ese disco que tanta gente ha esperado.

Si no se sacian con el EP, pueden encontrar varias colaboraciones que ha hecho con diversas bandas, como I’m From Barcelona con la canción “Gunhild” o verla en el cine participando con François Cluzet y Gérard Dépardieu.

Cecilia González Michalak

Deja un comentario