Marina Bay Sands: la modernidad de Singapur en su máximo esplendor

No hay comentarios

Taipei 101, Torres Petronas y Burj Khalifa. Si algo tienen en común estos tres edificios es que forman parte del top 10 de las torres más modernas del mundo.

La arquitectura del siglo XXI ha dado un enorme paso y ha logrado destacarse creando grandes hoteles y rascacielos alrededor del mundo. Con una mente creativa y una localidad adecuada se pueden dar increíbles resultados. Este es el caso del Marina Bay Sands en Singapur.

Marina Bay Sands y Museo de Arte y Ciencia / Foto: Antonio González Barberena

Inaugurado en diciembre de 2010, el hotel Marina Bay Sands es considerado como uno de los complejos arquitectónicos más modernos e impresionantes de la actualidad. Diseñado por el arquitecto Moshe Safdie, además de tres torres hoteleras –con habitaciones que abarcan precios desde 400 a mil 600 dólares o más–, contiene un centro comercial, centro de convenciones, Museo de Arte y Ciencia, dos teatros Arenas, seis restaurantes de alto prestigio y un casino con aproximadamente 500 mesas y mil 600 máquinas de juegos.

¿Cuántos no desearían poder pasar por lo menos una noche en un lujoso hotel como éste? Debido a que para muchos puede ser sólo un sueño, el Sands Sky Park fue creado para invitarnos a vivir la experiencia de lo que sería estar en la increíble piscina infinita (sólo abierta a huéspedes) y así observar toda la ciudad, con un precio de 20 dólares de Singapur.

Piscina infinita Marina Bay Sands / Foto: www.marinabaysands.com

El mirador nos ofrece una inolvidable vista de todo Singapur y además puedes disfrutarla con una deliciosa bebida o platillo en los restaurantes y bares abiertos al público general.

Vista panorámica desde el Sands Sky Park / Foto: Maite González Barberena

Marina Bay Sands y sus alrededores se ha convertido en uno de los centros turísticos más importantes y visitados de Singapur. Su magnitud y belleza arquitectónica no deja de impresionar a las personas que lo visitan.

Una vez más esta moderna ciudad nos deja impresionados.

Maite González Barberena

Deja un comentario