Cuando el cáncer es vencido

No hay comentarios

En México, más mujeres mueren por cáncer de mama que por cualquier otro tipo de tumor maligno. Aunque es un padecimiento curable, su detección tardía puede resultar mortal.

Silvia Cárdenas es una de las sobrevivientes mexicanas de este padecimiento. Ella fue diagnosticada en enero del 2014 y tras una difícil batalla ahora cuenta su historia.

“El domingo previo al estudio me sentí una bolita; mi esposo me abrazó y el contacto hizo que justamente sintiera yo la presión en la bolita. Eso hizo que dos días después me fuera a realizar el check-up de inmediato y es ahí donde lo diagnostican”, comentó Silvia en una entrevista con Diario UP.

“Lo primero que pensé es que no podía ser”, comentó la sobreviviente, sobre el momento en que recibió el diagnóstico. “Para mí no era tan claro por qué podía yo tener cáncer, cuáles eran las características que lo habían detonado”.

Algunos de los factores de riesgo del cáncer de mama son tener antecedentes de un familiar con este padecimiento, sufrir obesidad y el consumo excesivo de alcohol y tabaco; sin embargo, Silvia Cárdenas no contaba con dichos factores de riesgo.

“El oncólogo dijo ‘estás en la edad y te tocó’”, relató la mexicana de 47 años.

“Esa confusión que sentí de primera instancia, de decir ‘no puede ser, porque no tengo esos factores de riesgo’ se mezclaban con un sentimiento de mucha tristeza”, describió.

Tras recibir el dictamen y consultar a tres médicos distintos, Silvia pasó por una cirugía de mastectomía radical: “Estaba muy ansiosa, incluso yo me despedí de mi familia llorando, porque no sabes qué va a pasar contigo. Tú estás sana y de un día para otro resulta que estás enferma, y que estás enferma grave.”

La extirpación de un seno suele causar un impacto psicológico severo en las pacientes con cáncer de mama. Silvia reconoce lo difícil que es para algunas mujeres perder un seno, mas el apoyo de su familia le hizo posible aceptar este procedimiento que dejaría una huella indeleble.

“Es como de liberarte. Es completamente liberador decir ‘me quitaron todo y me quitaron el cáncer (…)’”, describió.

La sobreviviente dijo que personas como su esposo le ofrecieron ir a un psicólogo para sobrellevar la mastectomía radical, no obstante ella tenía una forma de pensar positiva.

“Cuando yo me iba a la sala pensé (…): si Dios me permite salir bien de la operación, yo jamás me quejaría de no tener un seno. (…) el que me faltara no me hacía menos, porque siempre he creído que tengo otras características como persona más allá de mi cuerpo”, relató.

Incluso para Silvia, la cicatriz de su mastectomía radical la ayuda día con día.

“Cada vez que te cambias y te ves al espejo, ves una cicatriz (…) una rayita que te recuerda que estás aquí, que cada día es el más importante de tu vida”, narró.

Tras la operación, Silvia pasó por un tratamiento de quimioterapia. Relató que fue un proceso difícil: “Yo sola me decía a mí misma: ‘No eres tú, es la quimio; o sea es la química que está haciendo esta jugarreta en tu organismo y por eso tienes ganas de llorar, así que llora’”.

No obstante, ella pudo continuar viendo el lado positivo de su situación.

“El proceso me ayudó a valorar otras cosas que luego no ves, que es el cariño de tus amigos, el soporte que te da tu familia (…). No te das cuenta de lo hermosa que puede ser la vida”, narró.

La sobreviviente, quien vive con su esposo y sus dos hijos de 14 y 19 años, menciona que su familia fue esencial para mantener fortaleza: “El apoyo de mi familia era mi motor”.

No obstante, afirma que fue un reto para todos este suceso: “(…) Una situación como esta o te rompe, o te fortalece; y creo que nos fortaleció. Hoy estamos más unidos, hoy sabemos que juntos podemos enfrentar esto y cualquier cosa”.

Silvia Cárdenas es una de las mexicanas que triunfaron en su lucha contra el cáncer y que ahora viven para contarlo. Se muestra fuerte y positiva tras estas lucha.

“El cáncer de mama ha sido una experiencia que ha enriquecido mi vida, que me ha enseñado y me ha dejado muchos aprendizajes y que hoy puede ser valioso compartirlo”, relató.

“Estoy convencida de que si estoy aquí es porque con mi historia puedo ayudar a otras a prevenir el cáncer y también acompañarlas en el proceso”, dijo Silvia, quien se ha dispuesto a ayudar a las mujeres a prevenir y sobrellevar el cáncer de mama.

De acuerdo con la radióloga con subespecialidad en mama, Linda Estephania Gallegos Velasco, del Centro Médico ABC, un factor importante para prevenir el cáncer es la detección oportuna: “Las pacientes no acuden de manera oportuna a hacerse estudios o a hacerse su estudio de tamizaje, que por excelencia lo es la mastografía; entonces cuando rutinariamente no acuden a sus consultas (…) sucede esto: el diagnóstico tardío”.

“Yo me hacía estudios cada año y realmente en esta última ocasión, que fue mi check-up en el que me diagnosticaron cáncer de mama, había pasado el año un mes (…). Lo dejé pendiente”, afirmó Silvia Cárdenas. Ella continúa con tratamientos para combatir el cáncer, los cuales tienen una duración de 4 años, y se debe realizar estudios cada seis meses.

La doctora Gallegos Velasco recalcó que es de suma importancia que se acuda con un especialista para evitar diagnósticos erróneos y que se realicen los estudios pertinentes para detectar el cáncer.

“La mastografía por excelencia es la que ha mostrado en trabajos extensos de diferente investigadores, que disminuye el 30 por ciento de la mortalidad por cáncer de mama en las mujeres, es el único estudio”, sostuvo la especialista.

 “Lo que tenemos que seguir haciendo es (…) persistir divulgando la información, y la información correcta”, enfatizó la doctora.

Así mismo, Silvia Cárdenas, que se denomina a sí misma como “activista de la vida”, considera que la información es clave dentro de la lucha con el cáncer de mama.

“Creo que la información puede salvar la vida de las mujeres, entonces el que tú estés enterado, el que tú vayas a hacerte la prueba, el que tú te toques cada mes, eso va a evitar que te dé (cáncer de mama)”, mencionó Silvia Cárdenas.

Actualmente, ella es directora de Iniciativas Estratégicas del Instituto Tecnológico de Monterrey en la zona metropolitana. Ha colaborado con esta institución desde hace 19 años y ha sido parte de los movimientos de concientización del cáncer de mama que se hacen en el Campus Ciudad de México.

Hoy en día, hay diversas campañas que se dedican a divulgar información sobre el cáncer de mama y concientizar a las mujeres acerca de la importancia que tiene la prevención.

Para más información sobre este padecimiento visita las siguientes páginas:

Elizabeth Téliz

Deja un comentario