Gabriel Díaz (#10) haciendo frente a sus contrincantes | Imagen: Paola Ortiz

Las Panteras rompen su mala racha

El pasado sábado 29 de octubre, las Panteras de la Universidad Panamericana, campus México, se enfrentaron a los Borregos del ITESM Monterrey en un encuentro que se llevó a cabo en el Deportivo Coyoacán a las 15:00 horas y que terminó con un marcador en 75-69 a favor de los felinos.

No hay comentarios

El pasado sábado 29 de octubre, las Panteras de la Universidad Panamericana, campus México, se enfrentaron a los Borregos del ITESM Monterrey en un encuentro que se llevó a cabo en el Deportivo Coyoacán a las 15:00 horas y que terminó con un marcador en 75-69 a favor de los felinos.

El resultado dio un respiro al equipo varonil de la UP que, antes del sábado, llevaba 3 victorias de los 10 partidos jugados durante este primer semestre de la temporada 2016-2017 de la Liga ABE (Asociación de Básquetbol Estudiantil).

Su ultimo triunfo había sido seis partidos atrás, cuando se enfrentaron al equipo del ITESM Puebla en un duelo celebrado en casa. Después de dicho encuentro, el equipo salió a Hidalgo, Toluca y León para jugar como visitante, y de los tres partidos no se consiguió la victoria en ninguno.

De regreso a casa, la meta era saborear de nuevo la victoria, pero se sumaron dos derrotas más a la lista, una contra el ITESM Campus Estado de México y una más el pasado viernes 28 de octubre contra el Centro de Estudios Universitarios (CEU).

Sin embargo, el sábado 29, la racha de derrotas continuas por fin se rompió cuando el equipo de la UP se enfrentó al representativo del ITESM Monterrey. A este último especialmente, se buscaba ganar en puntaje para conseguir la revancha luego de que las Panteras cayeran frente a ellos y salieran de los Ocho Grandes por un punto de diferencia en tiempo extra la temporada pasada.

Los jugadores de la UP lograron sacar ventaja de puntos durante casi todo el partido, y aunque en el último cuarto los Borregos intentaron recuperarse, no fue suficiente para dar la vuelta al marcador, que por fin terminó a favor de las Panteras con seis puntos de diferencia.

Durante el partido se notó una integración más sólida del equipo, lo que sirvió para aprovechar el talento de cada uno de sus jugadores. Esta vez destacó el rendimiento de César Herrera, quien fue el mejor tirador del encuentro al anotar 21 puntos, seguido por Óscar Piña, quien sumó 16 puntos al marcador.

Por su parte, Gabriel Díaz, quien lleva el número 10, y Elliot Fonseca, con el número 11, han destacado en los partidos por darle un ritmo ágil y constante a las jugadas mientras reparten el balón.

“Creo que como equipo tenemos muchísimas fortalezas, tenemos la capacidad de llegar a ser campeones, solo es cuestión de ponernos esa meta y seguir adelante, no aflojar y tener actitud y ganas de ganar”, comentó Óscar Piña, quien porta el uniforme con el número cero.

Los Borregos del ITESM Monterrey forman uno de los equipos más fuertes de la liga; sin embargo, Óscar dijo que esto no fue motivo para ponerse nervioso.  “Como soy nuevo en la liga, no conozco a nadie, los veo a todos como igual. Siempre voy enfocado a lo que voy, a jugar y ganar.”

Pese a la mejoría, aún hay mucho trabajo por hacer para lograr equilibrarse y ganar los siguientes partidos para contrarrestar las siete derrotas acumuladas hasta ahora.

“Nos falta ir asentando ciertas cosas y conocernos más entre nosotros. Necesitamos que la gente que tiene más experiencia la comparta con los demás y se tengan más confianza”, expresó Christian del Moral, portador del número 8.

“A los muchachos los admiro mucho porque traen sed del balón, a veces esa misma sed hace que cometan más faltas, pero son detalles que hay que pulir”, añadió Christian, quien hasta ahora se caracteriza por su habilidad para tapar el aro y así evitar que los tiros contrarios lleguen a su objetivo.

Los detalles en los que se debe mejorar son los que al final determinan el marcador, que en más de una ocasión ha estado a punto de terminar a favor de la UP, pero no se ha logrado concretar, así como aún no se consigue la sinergia entre todos los jugadores del equipo.

“Personalmente me costó un poco de trabajo integrarme porque es otro tipo de juego. Yo estaba acostumbrado a algo más tranquilo y aquí es más presión, todos tienen muchísimo talento, entonces existe competitividad para ganarte un lugar y eso me cuesta un poco de trabajo porque todos son muy buenos” narró Aldair Santiago, portador del número 22, uno de los nuevos integrantes del representativo de la UP.

El siguiente juego de la UP campus México será como visitante, hoy a las 19:00 horas contra la UP campus Aguascalientes. ¿Lograrán su quinta victoria?

Paola Ortiz

Deja un comentario