La “mala suerte” del campeón

No hay comentarios

Guadalajara ya no está de fiesta. Atrás quedaron los fuegos artificiales y las congregaciones de miles en la Minerva o el Ángel de la Independencia para celebrar el décimosegundo título de liga de las Chivas.

Los aficionados que gritaron a todo pulmón el triunfo del Rebaño sobre Tigres UANL, que los hizo campeones el pasado 28 de mayo, desconocían que aquella sería la última victoria de su equipo en los tres meses siguientes.

La escuadra dirigida por Matías Almeyda únicamente suma 3 puntos de los 12 disponibles al término de la cuarta jornada del torneo Apertura 2017-2018 de la Primera división mexicana. El balance rojiblanco, hasta el momento, es de tres empates y una derrota.

Incluso el técnico argentino ha tenido un arranque de certamen accidentado, pues vio la tarjeta roja por primera vez en sus dos años como entrenador en México. Además de cuatro goles en contra, el argentino se llevó a casa dos partidos de suspensión en su más reciente visita a Monterrey, por protestar el trabajo del árbitro del encuentro.

Pocos podían apostar, al inicio de la competición, que el vigente campeón de Liga MX y Copa MX se ubicara en la 15ª posición de la tabla general, sin una sola victoria que presumir y con su estratega imposibilitado de dar órdenes desde el banquillo.

El último capítulo de esta historia de eventos desafortunados se escribió en el entrenamiento el jueves, cuando el defensa rojiblanco Jair Pereira agredió, con un balonazo y un “zapo”, a un joven canterano que lo “burló” con el balón en más de una ocasión.

La amplia difusión de la situación en redes sociales motivó a que Pereira ofreciera una disculpa a través de Facebook Live, donde explicó que actuó de manera incorrecta.

Pérdidas dentro y fuera de la cancha

El equipo de Matías Almeyda necesita sumar puntos cuanto antes si desea repetir el éxito del Clausura / Fuente: Facebook oficial

El verano no fue generoso con el club. La escuadra del “Pelado” Almeyda no consiguió la victoria en ninguno de sus cuatro encuentros de preparación. Santos Laguna se impuso a las Chivas por un abultado marcador de 5 goles a 0, y el acérrimo rival local, Atlas de Guadalajara, hizo lo propio con 2 tantos que no recibieron respuesta.

Los partidos disputados contra Monarcas Morelia y el Oporto de Portugal concluyeron con un austero empate, que sirvieron para que los jugadores ganaran ritmo con cara al Apertura 2017-2018.

El equipo rojiblanco no pudo levantar su tercer trofeo del año el pasado 16 de julio, cuando se midió nuevamente contra Tigres UANL, para definir al “Campeón de campeones” del futbol mexicano. El encuentro, irónicamente celebrado en Estados Unidos, se definió con un gol del chileno Eduardo Vargas.

Una de las derrotas más importantes del Rebaño no se dio en los partidos de pretemporada. La noticia de la lesión de brazo de Alan Pulido, durante un partido de la Selección mexicana, preocupó inmediatamente a todos los llamados Chiva Hermanos.

Pulido, quien fue uno de los jugadores clave en la campaña pasada, no regresará a las canchas hasta finales noviembre, en las últimas jornadas del torneo.

Lesiones, expulsiones y ausencia de victorias, las constantes para un equipo que ya se proclamó como campeón, en la Liga y la Copa, en lo que va del 2017.

Un consuelo para la afición rojiblanca: a estas alturas del certamen pasado, Chivas sumaba siete unidades en la tabla general, tan solo cuatro más que las tres actuales.

Y, como ahora sabemos, esa historia terminó con fuegos artificiales y una estrella más en el escudo del Club Deportivo Guadalajara.

Héctor Tapia Martínez

Deja un comentario