Canon Zoom In Project
Desde las 9:00 horas, cientos de personas comenzaron a llegar a la UP a participar en el Canon Zoom In Project. Crédito: Cecilia Sada

El Canon Zoom In Project: un sábado de foto en la UP

Durante más de 10 horas, miles de personas pudieron disfrutar en la Universidad Panamericana campus México de talleres, charlas y diversas experiencias relacionadas con el mundo de la imagen.

No hay comentarios

Expresiones de emoción y desconcierto convivían el sábado por la mañana en la Universidad Panamericana, campus México. El entusiasmo de miles de personas que asistían a la tercera edición del Canon Zoom In Project, y de estupor de los alumnos y personal docente que arribaban a su casa de estudios para encontrarla como nunca la habían visto.

Canon Zoom In Project
Decena de fotografías a fueron expuestas en diversas zonas de la UP. Crédito: Cecilia Sada

Once stands de colores brillantes se extendían por la explanada de Valencia y el Jardín Central; en el fondo de este, cuatro patinadores profesionales hacían piruetas en una rampa y, en diversos puntos de la universidad, había imágenes impresas en gran formato, escenarios y sets, donde se podía aprender a tomar diversos tipos de fotografías.

“El evento está enorme, están por todas partes. Creo que no había visto a tanta gente”, expresó Regina Guzmán, coordinadora de posgrados de Empresariales de la UP. “Pero todo ha quedado muy bien organizado”.

Por los terrenos de la universidad se desplazaba, de manera incesante, un mar de visitantes, la mayoría con cámaras profesionales o celulares en las manos, listos para hacer clic.

“Traigo (mi cámara) para lo que pueda pasar en el momento, así lo puedo captar cuando pase”, afirmó Juan Zurita, de 18 años.

Algunos de los asistentes apenas incursionaban en el mundo de la fotografía, como Joshua Arenas, de 12 años, quien, con solo dos meses de experiencia en el área, pero ya con su propia cámara Canon, buscaba aprender lo más posible del evento.

Canon Zoom In Project
Joshua Arenas, de 12 años, disfrutó el evento con su papá. Crédito: Cecilia Sada

Otros eran veteranos de este arte. Era el caso de Margarita Castro quien, a sus 77 años, no deseaba perder la ocasión de aprender más sobre el pasatiempo que había practicado por tres décadas.

Cuando en los escenarios alternos ubicados en Jardín Central y frente a la biblioteca de Valencia comenzaban los talleres masivos llamados Photo Shows, decenas de personas se aglomeraban a su alrededor, ansiosas de escuchar las recomendaciones de fotógrafos profesionales sobre temas tan diversos como la manera de tomar fotografías de acción, cómo lograr el retrato ideal en una boda o el arte de la dirección de modelos.

“No se trata de la cantidad de fotos que hagan, sino de la calidad”, dijo en uno de los talleres Mauricio Ramos, fotógrafo de aventura, deporte y documental. “Tienen que lograr hacer fotos que sean realmente especiales”.

César Vera Canon Zoom In Project
César Vera centró su photo show en cómo manejar una sesión fotográfica de moda. Crédito: Cecilia Sada

A las 11:00 horas, en el escenario montado en el Auditorio de la Universidad Panamericana dieron inicio los Photo Talks, conferencias de distintas personalidades de algún ámbito de la imagen. El primero en tomar el micrófono fue el youtuber Luisitio Comunica (puedes ver la nota sobre su conferencia aquí), pero esto no impactó en el número de personas que participaban en las demás actividades en el campus.

Y es que la mayoría de los asistentes no había conseguido una de las entradas gratuitas a las pláticas, pues estas se acabaron varias semanas antes del Canon Zoom In Project.

“Tristemente no conseguí boletos. Me enteré del evento hace una semana y ya se habían agotado todos”, lamentó Jessica Mariano, de 18 años.

Sin embargo, pese a no haber obtenido una entrada, cientos tuvieron la posibilidad de tomarse una foto con algunos de los expositores, antes o después de su ponencia. Este fue el caso de Lindsay Adler (la nota de su plática está aquí), quien, con un vestido floreado, permaneció en la universidad hasta entrada la tarde, escuchando algunas pláticas en los escenarios alternos y tomándose selfies con quien se lo pedía.

Canon Zoom In Project
Dos dirigibles volaron de forma intermitente sobre el evento. Crédito: Cecilia Sada

Conforme las horas pasaban, el sol brillaba con mayor fuerza, pero esto no representaba un obstáculo para el creciente número de visitantes, quienes hacían filas de hasta media hora en cada uno de diversos stands, protegidos por las gorras rojiblancas regaladas por Canon, por sombrillas o, simplemente, los trípticos repartidos con el mapa y las actividades de la jornada.

En cada uno de los 11 stands, fotógrafos profesionales retrataban a los asistentes con diversas técnicas, para mostrarles el poder de las cámaras. En uno, el visitante se convertía en una estrella profesional de basquetbol rodeada de público; dentro de otro, en un motociclista viajando a máxima velocidad, y en uno más, en estrella de televisión.

“El evento ha sido más de lo que esperaba. Yo pensaba que me iba aburrir, pero no, ha estado muy padre”, dijo Fernanda Núñez, de 25 años, mientras presumía, junto con su hermana Karla, de 22, las fotos que había obtenido luego de tres horas de ir de un stand a otro.

Canon Zoom In Project
Las hermanas Fernanda y Karla Núñez con las imágenes que han obtenido en diversos stands. Crédito: Cecilia Sada

No fue hasta las 17:30 horas, cuando finalizaba en el Auditorio el Panel de Instagramers (ver la nota aquí) y las pláticas en los escenarios secundarios, que un manto de nubes cubrió el sol y dio un respiro a los visitantes.

Unos aprovecharon para formarse en los stands a los que todavía no habían acudido, mientras otros hacían fila frente al Print Spot, donde podían imprimir en alta calidad y sin costo alguno su imagen preferida, mientras un centenar tomó asiento en el Jardín Central para ver en la pantalla gigante la transmisión de la conferencia más esperada del día: la del director y productor Alfonso Cuarón (ver nota aquí).

Canon Zoom In Project
La lluvia no detuvo a los amantes de la fotografía. Crédito: Cecilia Sada

Sin embargo, no habían pasado 30 minutos del comienzo de esta cuando el cielo se abrió y una copiosa lluvia se precipitó sobre los asistentes. Lo que parecía ser el final de la jornada, solo marcó una pausa. Tan pronto empezaron a caer las primeras gotas, los organizadores iniciaron el reparto de unos impermeables blancos, y armados con estos, los amantes de la fotografía volvieron a sus lugares: el agua no los detendría.

Pasadas las 19:00 horas, la lluvia cesó, y mientras comenzaba a secarse el suelo y a caer la noche, Alfonso Cuarón contestó una última pregunta y los stands dejaron de prestar servicio: el Canon Zoom In Project había llegado a su fin.

“Fue para mí como vivir la fotografía. Realmente aprendí mucho”, dijo Mishel García, de 23 años, al abandonar la Universidad Panamericana después de seis horas de estancia en el evento. “Yo ya había estudiado un poco de fotografía, pero lo que me gustó de aquí fue que, además del alto nivel teórico, te hacían participar”.

“Estuvo muy padre todo, si pudiera, volvería mañana”, aseguró, entre risas, Emmanuel Flores, de 19 años.

Cecilia Sada

Deja un comentario