De filosofía y futbol: conociendo más del nuevo director de la Escuela de Comunicación

Mariano Navarro nos platicó de temas diversos, desde los cambios que habrá bajo su gestión, hasta sus preferencias musicales y literarias.

No hay comentarios

El cambio ha llegado a la dirección de la Escuela de Comunicación de la UP. Tras ocho años al frente de la misma, José Luis Ortiz Garza pasó la estafeta al hasta entonces Secretario Académico, Mariano Navarro Arroyo, para profundizar en su faceta de investigador.

DiarioUP entrevistó a quien, desde el pasado 30 de junio, es el titular de dicha Escuela. Navarro platicó de temas diversos, desde los cambios que habrá bajo su gestión, hasta sus preferencias musicales y literarias, todo encaminado a acercarse a la comunidad de la UP, campus México.

Pregunta: ¿Cuál es su principal objetivo como director?

Respuesta: El principal objetivo de la dirección será, en general, hacer la Escuela de Comunicación más visible a nivel nacional e internacional, a través de sus programas académicos de licenciatura y posgrado, con el apoyo de vínculos con universidades internacionales y empresas destacadas en sus propios ámbitos.

¿Qué modificaciones podemos esperar en la carrera de Comunicación?

Uno de los cambios que los estudiantes deben de esperar es seguir profundizando en la excelencia y en el buen estándar que ya tenemos. Tenemos una muy buena planta docente, pero me parece que un cambio muy importante es que la esta va a seguir creciendo. Vamos a tener más y mejores profesores, con más experiencia internacional; que publican investigaciones más visibles, por ejemplo.

¿Además de la excelencia académica, en qué áreas buscará profundizar?

La excelencia académica es un objetivo amplio que supone varias cosas, y profundizaremos también en la generación de conocimiento a través de la investigación y la internacionalización de la Escuela, tanto en alumnos como en profesores.

¿Por qué estudiar Comunicación en la UP?

Contestaría por separado. ¿Por qué estudiar Comunicación? Porque la Comunicación es como lo que decía San Agustín con respecto al tiempo: si no nos preguntan qué es tiempo, sabemos qué es el tiempo porque lo vivimos y lo experimentamos, pero si nos preguntan qué es el tiempo, es muy difícil explicar.

En la Comunicación me parece que pasa una cosa parecida. Todos los seres humanos somos seres que nos comunicamos, parece que por eso todos somos especialistas en Comunicación, cosa que es muy falsa. Realmente la comunicación es uno de los grandes fenómenos de nuestro tiempo. Muchos de nuestros problemas como humanidad son temas que tienen que ver con la comunicación o con la falta de comunicación, en ese sentido, creo que es útil y necesario estudiar Comunicación a nivel social.

¿Por qué hacerlo en la UP? Porque la UP es una institución que se ha asomado a estos estudios de una manera muy seria. Creo que en la UP se imparte de manera muy rigurosa, que se enseña a la gente a pensar de manera muy crítica y eso hace que valga la pena estudiar Comunicación en esta universidad.

¿Cuáles son sus estudios hasta el momento?

Soy licenciado en Filosofía y en Periodismo por la Universidad de Navarra. Tengo un diploma en estudios artísticos por la misma Universidad, porque en algún tiempo pensé dedicarme a la Historia del Arte, y el doctorado que tengo es en Comunicación, también en la Universidad de Navarra y durante el doctorado hice unas estancias en investigación en Inglaterra y en Estados Unidos, en la Universidad de Iowa y en la Universidad de Westminster.

¿Cuál es su área de investigación?

Mi área de investigación, en general, son la Filosofía y la Teoría de la Comunicación y de los Medios a nivel muy amplio. Mis líneas de investigación son varias, por ejemplo, una de mis líneas tiene que ver con temas de Filosofía de la Comunicación y de la Comunidad, otra son las Teorías de Efectos Sociales de los Medios de Comunicación. También hay algunas sublíneas o asuntos temáticos que son parte de las investigaciones que hago, como temas que tienen que ver con la representación de la frontera o la interculturalidad, particularmente entre México y Estados Unidos, cómo se refleja en los medios de comunicación y cómo los medios ejercen efectos con respecto a la compresión de esos fenómenos.

¿Aprender o enseñar?

Creo que no se puede dar uno sin el otro. El profesor que no esté dispuesto a seguir aprendiendo, realmente no puede ser un buen profesor. Deja de estar repensando sobre los temas sobre los que debe impartir cátedra y terminan recitando fórmulas que ya están caducas. Asumir las dos cosas me parece que es estupendo.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Trabajar con la gente. Me siento muy afortunado de estar en esta escuela por los colegas, por los profesores, por los alumnos, porque me parece que el ambiente es estupendo.

¿Si no fuera un académico, en qué ámbito le gustaría laborar?

Me dedicaría a un asunto cultural, muy probablemente. Asuntos que tengan que ver con editoriales, crítica cultural o algo relacionado con el mundo de la cultura.

¿Qué medio de comunicación utiliza más?

Leo mucha prensa internacional, como plataforma, recurro mucho a los medios internacionales.

¿México o España?

México, sin duda alguna, por muchas cosas, no solo por los estudios. México es mi país, mi hogar. Como mexicano en el extranjero, siempre tuve el gran deseo de volver y me alegra mucho que haya sido además aquí, en la Universidad Panamericana.

¿Qué es lo que más le gusta leer?

Leo de todo. Leo mucha prensa internacional, antes leía más novela, sigo leyendo novela, pero ahora leo más ensayo, con respecto a otras épocas, y sobre todo también buena parte de mis lecturas tienen que ver con mis investigaciones académicas.

¿Cuál es su género musical favorito?

No diría que tengo un genero musical favorito, sino que soy, como muchas personas, muy ecléctico.

¿Cuál es el reto más difícil que has superado?

Más que pensar en una situación, creo que uno de los retos más importantes es nunca darse por vencido, independientemente de las situaciones. Cuando entiendes que nuestro trabajo tiene algún tipo de consecuencia, que lo que hacemos tiene impacto en la vida de otras personas, realmente creo que un gran reto es no darse por vencido y seguir sacando las cosas adelante.

¿Equipo de futbol nacional preferido?

Los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, soy de Monterrey.

¿Cuál es su libro favorito?

No podría hablar de un único libro, tengo recuerdos en distintos momentos de mi vida muy vinculados a ciertas lecturas como, por ejemplo, Los Hermanos Kamarazov, Anna Karenina, o Los Miserables. Un libro que me marcó mucho fue La Estructura de las Revoluciones Científicas. No podría decir uno, sería una pequeña biblioteca de libros que me han marcado.

¿Con qué personaje histórico le gustaría charlar?

Me encantaría hablar con Jesucristo, como personaje histórico. A nivel histórico, tengo una gran curiosidad de hablar con un personaje que ha sido uno de los más determinantes de la historia del mundo.

¿Cine o tetro?

Cine.

¿Destino turístico favorito?

Me gusta más la ciudad que la naturaleza; los fenómenos sociales y la diversidad de los mosaicos sociales, humanos, urbanos. Los lugares que me han marcado más son ciudades como Londres, donde viví un tiempo, o ciudades como Praga o Madrid.

¿Qué momento del día disfruta más?

En general, soy una persona más de mañanas. Intento dedicar algunas de las labores más exigentes, sobre todo intelectualmente, en la mañana, porque también es cuando me siento más pleno de fuerza y eso va cambiando con el día.

¿Personaje de terror favorito?

Frankenstein o Mr. Hyde. Estos personajes clásicos que han tenido muchas elaboraciones, pero que en la formulación primigenia de esos mitos narrativos tienen una potencia enorme.

¿Toca algún instrumento?

Tuve unas lecciones no muy articuladas de piano, puedo tocar un par de piezas muy sencillas, pero realmente no es algo que haga.

¿Star Wars o el Señor de los Anillos?

Star Wars, fue mucho más determinante en mi vida y en mi generación.

Si su vida fuera una película, ¿de qué género sería?

Quizá tenga que esperar a que termine la película de mi vida para poder contestar a esa pregunta. Me gustaría que fuera una historia de mucho interés humano y que hubiera muchos momentos felices y cómicos. También otros quizá no tan alegres o incluso trágicos, pero que, al fin y al cabo, forman parte de una misma historia

¿En qué época le hubiera gustado vivir?

Me encanta vivir en la época que estamos, incluso teniendo la posibilidad de elegir hipotéticamente, creo que estoy muy seguro que escogería vivir en esta época.

¿Qué hace para salir de la rutina?

Me gusta mucho estar trabajando en un lugar y, de repente, cambiarme de sitio para también caminar por algún lugar que quizá no conozca, tomo un poco de aire, tener estímulos sensoriales distintos que me distraigan, que me descansen mentalmente, para poder volver a la rutina.

Sebastián Escárcega

Deja un comentario