Lourdes López brindará experiencia como nueva Secretaria Académica

Entrevista con Lourdes López, nueva Secretaria Académica de la Escuela de Comunicación de la Universidad Panamericana

No hay comentarios

María de Lourdes López es una mujer comprometida con la educación. La nueva Secretaria Académica de la Escuela de Comunicación en la Universidad Panamericana es una persona preparada, culta y que buscará mejorar la calidad del conocimiento que los alumnos interiorizan en su etapa estudiantil.

Académica amante del cine, la literatura y el arte en general, Lourdes buscara imprimir frescura, dinamismo y creatividad dentro de las aulas que preparan a las próximas generaciones de profesionales de la Comunicación.

Graduada en la licenciatura de Comunicación por parte de la Universidad Iberoamericana y con un Doctorado en Historia el Pensamiento por la UP, se siente entusiasmada  por lo mucho que puede ofrecer en esta nueva etapa de su vida laboral y académica.

Pregunta: ¿Qué te llevó a estudiar Comunicación?

Respuesta: Yo quería ser periodista porque me gustaba escribir; en el camino descubrí el cine y esto definió  mi carrera: opté por esa especialidad, aunque siempre he pensado que algún día seré escritora.

P: ¿Cuáles son los retos de la Comunicación en la actualidad?

R: Volver a los principios de la comunicación humana en un mundo hiperconectado en el que la oferta mediática rebasa las posibilidades de comprensión de los individuos. ¿Cómo ser mejores personas y apuntar al bien común utilizando las herramientas de la comunicación actual? Los cambios tecnológicos modifican profundamente la comunicación; el reto no es la habilidad para vérselas con una u otra tecnología, sino para ponerlas al servicio de contenidos de calidad.

P: Como nueva Secretaria Académica de la Escuela de Comunicación, ¿cuáles son tus objetivos de trabajo?

R: Garantizar la calidad de la docencia; fortalecer la academia; actualizar planes de estudio. La Escuela de Comunicación tiene una trayectoria muy buena y la idea es fortalecer sus programas y lograr una comunidad académica sólida, que tenga más proyección, pero, sobre todo, que incida en la formación y desarrollo de los estudiantes. También será importante en su momento lograr la acreditación de la carrera por parte de aquellos organismos encargados de promover la mejora continua a través de la evaluación.

P: ¿Qué cambios podemos esperar bajo tu gestión como nueva Secretaria Académica?

R: Planes de estudio actualizados, de licenciatura y posgrado; una planta docente con más herramientas para lograr los objetivos de la Escuela; la articulación de las prácticas, por ejemplo, las de Medios UP con las materias; en fin, mecanismos que faciliten la comunicación con los maestros y promuevan el aprendizaje de los estudiantes atendiendo por un lado al rigor académico, pero también a los nuevos estilos de aprender, las generaciones van cambiando y la Escuela tiene que atender a ello.

P: ¿Qué hace a la Escuela de Comunicación de la UP diferente a la de otras universidades?

R: Muchas cosas: en primera instancia, su gente, tenemos profesores y colaboradores de primera línea. La orientación hacia los valores de la persona es un distintivo de la UP que me parece que permea a todas las escuelas.

P: ¿Cuál ha sido el momento más satisfactorio de tu vida profesional?

R: Han sido muchos, estoy cumpliendo 30 años de trabajar en escuelas de Comunicación. Sin duda uno memorable fue ver salir a la primera generación de la carrera que yo fundé. Esa satisfacción es padre porque se repite cada semestre.

Otro muy importante, aunque fue una experiencia difícil, fue dirigir un campus de preparatoria. Ahí descubrí lo que es la verdadera vocación docente y la importancia de la escuela en ese momento del desarrollo de las personas, entre 15 y 18 años.

Otro momento muy satisfactorio en tiempos más recientes fue orientar mis trabajos de investigación hacia las series de televisión; es un tema que da para mucho y que ha sido poco abordado por la investigación en México.

P: Para ti, ¿cuáles son las cualidades que debe tener una persona para ser exitosa en su vida laboral?

R: Actitud de servicio, humildad, disposición para aprender. Eso, junto al trabajo y el estudio que se requieren para lograr hacer bien las cosas, la especialización y dominio de lo que te toca hacer.

P: ¿Cómo le haces para superar los retos que se presentan en tu trabajo?

R: Trabajo, no conozco otro truco.

P: ¿Para ti, qué es el arte?

R: Es lo que nos hace humanos. Esto no quiere decir que seamos superiores al resto de los colegas del reino animal, pero creo que el arte es producto de una mirada sensible ante una realidad y de un proceso de recreación que produce nuevas realidades, esto nos permite ver más allá de lo evidente.

P: ¿Cuál es tu libro favorito y por qué?

R: No tengo un favorito, pero sí muchos muy queridos: casi todo Cortázar, en especial las historia de Cronopios y Famas, me parece una manera brillante de comprender la tipología humana. Crónica del Pájaro que da Cuerda al Mundo, de Murakami también es de los favoritos, aunque no creo que sea el mejor de él, para mí es el más entrañable. Otra novela favorita es Atlas Descrito por el Cielo, de Goran Petrovic: un hato de locos que deciden quitar el techo de su casa para ver el cielo, pura poesía.

P: ¿Prefieres el clima cálido o frío?, ¿por qué?

R: El cálido. El frío me hace sufrir, aunque confieso que me gusta porque es elegante. Pero siempre consideraré mejor la calidez, no solo climática, sino la humana también.

P: ¿Cuál es tu película favorita? ¿Por qué?

R: Esa pregunta es todavía más difícil que la de los libros. También aquí son varias: Amarcord  y  8 y medio de Fellini, Brazil de Terry Gilliam, todas las de Werner Herzog, Underground de Emir Kusturika, El Sentido de la Vida, de Monthy Python, Persona de Ingmar Bergman, por cierto que esta última fue una de las decisivas para optar por el cine en mi carrera. Hace poco vi un documental alemán que se llama La Mujer de los Cinco Elefantes, sobre una mujer que sobrevive al holocausto y cuya tarea fue traducir a Dostoievski del ruso al alemán, solo la he visto una vez y realmente me cautivó.

P: ¿Qué personaje, real o ficticio, te inspira?

R: Ahí también son muchos. Sin duda está Cabiria, el personaje interpretado por Giulietta Masina, esposa de Fellini, en Las Noches de Cabiria:  una mujer que sonríe ante la adversidad, lo cual puede sonar a lugar común, pero véanla y ya me dirán.

Hay una obra de teatro de Jardiel Poncela que se llama Eloísa está Debajo de un Almendro. Ahí aparece una mujer llamada Práxedes que decía todo lo que le pasaba por la cabeza y remataba siempre con “¡Ah bueno!, por eso”. Siempre ha sido de mis favoritas porque  durante su parlamento se va dando cuenta de que en realidad está hablando para sí misma.

Hay personajes literarios que me han marcado: Julien Sorel, de la novela Rojo y Negro de Stendhal me quitó el sueño mucho tiempo. En obras más recientes, Fermín, de La Sombra del Viento me encanta: un vagabundo que se vuelve experto en libros.

P: ¿Qué ciudad o país que hayas conocido te ha dejado un mayor impacto?

R: Bombay: ahí vi uno de los edificios más bellos del mundo, la Estación de Ferrocarril, y afuera gente con lepra pidiendo limosna, impresionante.

En México, Xilitla, donde están los jardines surrealistas de Edward James.

Si me preguntas dónde me gustaría vivir, en Washington DC, con todo y Trump, me parece una súper ciudad.

P: Si un deseo tuyo se pudiera hacer realidad ¿Cuál sería?

Ir a Tierra Santa.

Santiago Díaz-Dopazo

Deja un comentario