La Comunidad UP se mantiene apoyando el día de hoy desde el Campus Mixcoac. | Créditos: Daniela Rodríguez

El poder de ayudar

México volvió a ser sacudido por la naturaleza en un 19 de septiembre, pero su sociedad no fue derrumbada.

No hay comentarios

La Universidad Panamericana se ha caracterizado desde hace décadas por fomentar la cultura humanitaria, de la protección y de la seguridad entre sus alumnos, docentes y empleados.

En esta ocasión, no ha sido la excepción. Horas después de que un intenso sismo sacudiera a la Ciudad de México y movilizara a la sociedad, las autoridades de nuestra universidad decidieron coordinar un programa de ayuda y convocaron a toda la comunidad.

Desde la tarde del martes 19 de septiembre, el equipo de Brigadas-UP y el Departamento de Compromiso Social han recibido aproximadamente a mil voluntarios que ofrecen su ayuda, en distintos momentos del día y de la noche, para organizar víveres, preparar alimentos, empacar insumos y trasladar a grupos de ayuda hacia las diversas locaciones afectadas de la ciudad.

El Jardín Central del Campus México funciona como centro de acopio y punto de reunión de las cuadrillas voluntarias. Cuando la hora del desayuno, la comida o la cena se acerca, los equipos de brigadas se reúnen para contabilizar el número de cajas con alimentos y medicamentos, así como la cantidad de automóviles disponibles. De esta manera, los grupos salen de las instalaciones de la universidad para hacer entrega directa de la ayuda en los lugares que lo requieren.

Montserrat Pachur registrando a los voluntarios. | Créditos: Daniela Rodríguez

Montserrat Pachur coordina el registro de todos los alumnos que llegan a las instalaciones universitarias y comenta que la ayuda se multiplica gracias a la actitud generosa y solidaria de la gente: “Los alumnos, a pesar de no ser brigadistas, acudieron voluntariamente con familias y amigos desde ayer (miércoles) a las 18:00 horas”.

Las brigadas se han desplegado en las colonias Roma, Narvarte, Del Valle, Xochimilco y Centro. La universidad acude de inmediato al llamado de las autoridades y testigos que solicitan apoyo voluntario.

A partir de hoy, se enviaron también grupos al estado de Morelos en las localidades de Jojutla, Jonacatepec y Chalcatzingo, tres de las más afectadas.  La prioridad es enviar herramientas de construcción como palas, picos, cascos y guantes, así como medicamentos e instrumentos de curación.

Dr. Santiago García Álvarez, Rector de la Universidad Panamericana Campus México. | Créditos: Daniela Rodríguez

“Las actividades se detienen cuando la ciudad está saturada. Nos dedicamos a ordenar la ayuda en despensas para volverla a distribuir cuando la vialidad lo permita”, así se dosifican las aportaciones según la coordinadora de Brigadas-UP, Yazmin Mendoza.

Con respecto a la ayuda brindada por los alumnos, ella señala que es un ejemplo claro de unión y consciencia: “No están aquí porque un edificio se ha caído, sino por la preocupación que tienen por la gente. Ellos entienden que la razón por la que están aquí es porque la vida es invaluable”.

Por su parte, el Dr. Santiago García Álvarez, Rector de la Universidad Panamericana Campus México, agradeció en entrevista el tiempo que toda la comunidad ha dedicado a distribuir el apoyo universitario, que, sin duda, tendrá impacto en nuestra ciudad.

El directivo, aprovechó para envía un mensaje de solidaridad: “Este es el momento para reflexionar sobre los valores universales y la fraternidad que implica estar en los zapatos de los más necesitados y poderles brindar una mano amiga”.

Deja un comentario