Crédito: Juan Carlos Puebla

Persiste flujo de damnificados a albergue

El deportivo de la Delegación Benito Juárez cambió su faceta para darle un albergue a los damnificados que llenan de historias el lugar.

No hay comentarios

A una semana del terremoto con magnitud de 7.1 que golpeó el centro de México, el Centro Deportivo Benito Juárez sigue recibiendo a damnificados todos los días. Tan solo el 26 de septiembre llegaron 22 personas nuevas a pedir refugio por daños a sus inmuebles.

Las colchonetas dentro del albergue con algunas colchas donadas por los voluntarios. | Crédito: Juan Carlos Puebla

El albergue me ha brindado todos los servicios, estamos muy bien, no tenemos queja, estamos sorprendidos”, manifestó en una entrevista Concepción Vázquez, quien se hospeda en este sitio desde el viernes 22 de septiembre.

Los damnificados van llegando por distintas razones: algunos se cambian a un albergue más cercano a su vivienda, otros apenas son desalojados de su residencia habitual; mientras un grupo más menciona motivos personales, como haber estado en casa de un familiar y ya no poder continuar ahí.

El albergue empezó a funcionar desde las 20:00 horas del martes 19 de septiembre, desde entonces, han recibido múltiples ayudas, desde víveres hasta voluntarios, para poder brindar el servicio requerido. La jefa en el refugio y directora de desarrollo social en esta delegación, Laura Alejandra Álvarez Soto, decidió que solo operaran dentro del albergue trabajadores de la delegación.

“Se nos saturó el área, teníamos mucha gente voluntaria, pero al final no nos ayudó mucho porque no tenían funciones en específico”, dijo Katia, asistente de Álvarez Soto.

El refugió ubicado en la calle de Uxmal, en la colonia Santa Cruz Atoyac, llegó a albergar a 474 personas, ayer eran 210 personas las que dormían ahí. Decenas de los hospedados han ido desalojando el Centro Deportivo conforme Protección Civil les informa que pueden regresar a sus casas o encuentran otra opción.

Una de las zonas del Centro Deportivo Benito Juárez, donde duerme la gente dentro del albergue. | Crédito: Juan Carlos Puebla

“Todavía no terminan de hacer el peritaje, apenas hemos pasado uno. Al parecer hay buenas noticias y nosotros esperamos regresar pronto a nuestra casa, pero todavía faltan dos diagnósticos más para que nos digan si ya podemos regresar”, comentó Concepción Vázquez.

El alojamiento está organizado en distintas áreas para llevar un orden: existe un pequeño teatro donde se proyectan películas para niños, hay obras de teatro que entretienen a los damnificados yun payaso organiza juegos para  los más pequeños. En el albergue existen horarios con las actividades para que la gente que se encuentra ahí no pierda el ritmo de vida: las comidas tienen tiempos específicos.

La ropa que fue donada se encuentra disponible para los damnificados hospedados en el albergue. | Crédito: Juan Carlos Puebla

La ayuda por parte de los voluntarios sigue llegando, los jóvenes se están encargando de separar la ropa y ayudan a distribuir la comida en el centro de acopio que está fuera del albergue. Sin embargo las manos dispuestas a ayudar han ido bajando conforme pasan los días.

No se sabe hasta qué fecha estarán los damnificados en el alojamiento, porque Protección Civil sigue revisando los inmuebles. Algunos edificios serán declarados inhabitables, por lo que las personas que residían ahí  seguirán sin un lugar para dormir, se trata de un problema que llevará tiempo resolver por lo que los albergues continuarán recibiendo a quien lo requiera, el tiempo que sea necesario.

Juan Carlos Puebla

Deja un comentario