Esta obra es un… ¿desastre?

Crónica de la divertida puesta en escena de TeatroUP.

2 comentarios

Nada podría haber salido peor. Con el telón roto, los elementos de la escenografía en el piso y dos actrices en pleno combate, cualquier obra de teatro parecería estar condenada al fracaso. Y, sin embargo, el pasado domingo 22 de octubre, la compañía de teatro de la Universidad Panamericana se llevó las aclamaciones del público y cerró con un fuerte aplauso su presentación.

A las 12:00 horas, el auditorio de la universidad se encontraba lleno. Alumnos, profesores, familiares, personal administrativo y amigos tomaron sus asientos al escuchar la primera llamada.

El silencio llenó la sala cuando Maite Lott, directora de Arte y Cultura subió al escenario. Tras dar las medidas de seguridad necesarias en caso de que algún incidente ocurriera durante la función, expresó su emoción por los 50 años que celebraba la institución educativa durante el mes de octubre y su orgullo por los retos que había superado. 

“Queremos compartirles una risa como señal de esperanza”, comentó, en referencia a las dificultades que varios miembros de la comunidad habían sufrido a raíz del sismo del pasado 19 de septiembre.

Con la tercera llamada, la función inició. “Esta obra es un desastre” es una comedia escrita por Henry Lewis, Jonathan Sayer y Henry Shields, y ganadora del premio a la Mejor Comedia Nueva durante los premios Laurence Olivier de 2015. La historia gira en torno a un grupo de actores que intentan sacar adelante el estreno del drama policiaco “Asesinato en la Mansión Haversham”.

A raíz de la falta de presupuesto de la que sufre la ficticia compañía de teatro representada en la obra, los personajes se ven envueltos en situaciones divertidas, que incluyen una escenografía casi totalmente destruida y dos actrices peleando por el mismo papel.

Al ser una obra de teatro dentro de una obra de teatro, la complejidad representó un gran reto para los jóvenes universitarios.

Durante el intermedio, algunos entre el público aprovecharon para fotografiarse con los actores. Foto: Julia Turner

Carlos Riquelme, actor que interpretó a Jonathan Harris durante la presentación, compartió cuál fue una de las mayores dificultades a las que se enfrentaron:  “Tenemos dos personajes, y tenemos que estar constantemente cambiando entre el personaje que nuestro actor interpreta y el actor.”

 

 

Las repetidas caídas de los personajes, las pausas dramáticas y la falta de elementos escenográficos crearon situaciones cómicas que arrancaron continuas carcajadas al público.

Al inicio de la función, se repartieron los programas entre la audiencia.
Foto: Julia Turner

La adaptación de “Esta obra es un desastre” es fruto de un trabajo de 10 meses. A pesar de que su estreno estaba previsto para el mes de abril de este año, la fecha tuvo que ser aplazada por diversas razones personales de los actores.

“Lo más padre de hacer teatro universitario es que el proyecto no es la obra, sino la persona. Cuando la persona es el proyecto y la obra solo el pretexto para encontrarte contigo mismo, vas encontrando siempre magia en ti y en tus compañeros”, afirmó en entrevista Cecilia Sabido, directora de la compañía de teatro de la universidad.

La presentación terminó con un número musical inspirado en los años 20, con una coreografía montada por la Dra. Victoria Carreras.

El dinero recaudado en taquilla será utilizado exclusivamente para ayudar a los afectados por el sismo, tanto dentro de la comunidad universitaria como en pequeñas comunidades del Estado de Morelos.

“Estoy muy agradecida con los actores porque entregaron el corazón”, concluyó Cecilia al término de la función.

Se espera que la adaptación de “Esta obra es un desastre” sea presentada en la Universidad Panamericana, Campus Guadalajara, en enero del próximo año.

Julia Turner

 

 

 

 

Plural: 2 comentarios en “Esta obra es un… ¿desastre?”

  1. Felicidades a toda la compañía. En verdad son personas muy comprometidas con sus proyectos. Muy profesional en su trabajo. Lo hacen de todo corazón y lo disfrutan mucho también.

Deja un comentario