Corrupción en tiempos del terremoto

El pasado terremoto vivido en la Ciudad de México sacó lo mejor de su gente, pero a la vez lo peor y el Ing. Montalvo Gochicoa nos contó por qué.

No hay comentarios

El 19S Iluminó secretos, escondrijos y corrupción. Las noticias se colaban, mientras las líneas de comunicación iban y venían dada la magnitud del sismo en la Ciudad de México. ¿Colapsos en una urbe con uno de los mejores Reglamentos de Construcción? Y -¿Casualidad?- en los mismos sitios conocidos ya en el del 85: Solo los expertos y académicos conocían las razones y tuvieron que salir a comprobarlas y evidenciarlas, mientras todos ayudaban, algunos morían y otros emprendieron la huida.

El ingeniero civil Juan Antonio Montalvo Gochicoa -perito designado para revisar algunas de las estructuras tanto dañadas como colapsadas después del terremoto- menciona que, en efecto, la magnitud del terremoto fue la principal causa de estos derrumbes. Sin embargo, muchas de las estructuras no habían sido construidas de manera adecuada desde el principio.

Fuente: Santiago Arau

“Mucha gente ha venido a mí para que autorice sus obras, pero cuando les digo que numerosos componentes de sus planos no son funcionales y les propongo los cambios que podrían hacer -aunque con el lógico aumento en el precio para poder construir estos edificios- me agradecen mis servicios y van a buscar a alguien que les autorice el diseño, sin interesarse en su funcionalidad”, asegura el ingeniero.

Y agrega: “Gran parte de los planos aplicados para la construcción de los edificios que colapsaron ese día habían sido autorizados por personas no calificadas o por gente que, sin siquiera verificar el plano, firmaron la hoja para recibir el dinero que les prometían”.

Decisiones políticas, no expertas

Ante esta situación, resalta el de las autoridades de la Delegación Tlalpan -las del período pasado y las del actual- pues gran parte de los edificios que colapsaron en esa delegación fueron autorizados al vapor: solo por presentar resultados de corte político y no experto.

Al analizar las causas y las estructuras, el ingeniero Montalvo llegó a la conclusión de que los edificios que se autorizaron y tuvieron apoyos en la construcción fueron edificados sin un previo análisis de los planos y buscando concluirlos lo más pronto posible para que los habitantes pudieran ver “los resultados que había prometido”.

Fuente: Santiago Arau

Entre los problemas encontrados en los edificios que colapsaron en toda la ciudad se encontraba la falta de pilares en pisos donde claramente era necesario que existieran, mientras que los pilares de otros inmuebles no estaban completamente construidos -algunos únicamente hasta la mitad.

Finalmente, estuvo el caso de los edificios desahuciados tras el terremoto de 1985, pero que no fueron demolidos, sino solo remodelados y vendidos como desarrollos de lujo, en las zonas más cotizadas de la capital, como la colonia Condesa.

Al parecer, los “calificados” para autorizar la construcción de estos inmuebles no pensaron en todas las vidas que ponían en peligro, ya que en los escombros de estos edificios se encontraron numerosos cadáveres, se lamentó el ingeniero Montalvo.

María del Rocío Montalvo Cantú

Alumna Prepa UP campus Yaocalli

Deja un comentario