Al concluir la ceremonia, todos los participantes, así como el equipo organizador y el jurado, se unieron para tomarse una fotografía. | Créditos: Julia Turner

Hult Prize: El Premio Nobel de los estudiantes

6 equipos de la Universidad Panamericana participaron en la primera etapa de Hultz Prize 2018, pero solo uno irá a las regionales a representarnos.

No hay comentarios

Una bola de inconformes. Así describió Gustavo Durán, director de Desarrollo de Marcas para Mondelēz Internacional, a los jóvenes de la Universidad Panamericana que participaron en la primera etapa de Hult Prize 2018.

hultz prize universidad panamericana
  La solución a la problemática de este año podía ser abarcada desde 6 ámbitos distintos: salud, educación, movilidad, conectividad, agricultura y agua.| Créditos: Julia Turner

Hult Prize, también conocida como el Premio Nobel de los estudiantes, es una competencia internacional, que, en colaboración con las Naciones Unida, convoca a universitarios de todo el mundo para trabajar en ideas innovadores que respondan a una problemática específica. Este año, los jóvenes debían buscar una respuesta a: ¿Cómo aprovechar el poder de la energía para transformar la vida de 10 millones de personas?

El pasado viernes 24 de noviembre, 6 equipos formados por alumnos de distintas carreras de la Universidad Panamericana presentaron sus modelos de negocio, con la esperanza de convertirse en el representante de la universidad a nivel internacional.

Uno tras otro, cada grupo participante fue recibido con un fuerte aplauso por el público que se había reunido para escuchar las propuestas trabajadas durante los últimos 2 meses.

María Dolores Melo, alumna de Economía, se encontró entre el público que escuchaba con interés cada uno de los proyectos: “Me parece una gran iniciativa de la UP para los alumnos, el que se puedan enrolar en proyectos que puedan ayudar a la sociedad y que, además, puedan tener una repercusión internacional.”

hultz prize universidad panamericana
“Someone, somewhere”, una empresa social mexicana que busca integrar la artesanía de las comunidades rurales en productos contemporáneos, regaló unas playeras a los miembros del equipo ganador. | Créditos: Julia Turner

Cada equipo tuvo un espacio de 6 minutos para presentar su idea. Las propuestas tuvieron un carácter diverso, desde unas bicicletas que disminuirían la contaminación en los océanos, hasta el desarrollo de ladrillos ecológicos.

Los jóvenes universitarios mostraron un amplio interés social en el desarrollo de sus proyectos.

“Si somos más perseverantes con estas actividades y les damos un poco más de difusión, puede ser más llamativo para que la gente innove y quiera emprender socialmente”, aseveró Aram Narinian, alumno de Filosofía y participante de la competencia.

El jurado estuvo constituido por 6 personas con amplia experiencia en el ámbito empresarial y energético, entre los que se encontraban Andrea García, finalista de Hult Prize 2015, y Gustavo Durán, Alumni UP y director de Gum and Candy Brand Development Latin America en Mondelēz.

Tras una deliberación de más de media hora, los jueces determinaron al equipo ganador que se convertiría en el representante de la Universidad Panamericana en las finales regionales, que tienen sede en 16 países distintos.

Akali, un grupo formado por Karla Rico (Pedagogía), Elías Rivas (Administración de Empresas y Dirección), Alejandro Méndez (Ingeniería en Innovación y Diseño) y Mariana Arce (Ingeniería Industrial), obtuvo el primer lugar con la propuesta de aprovechar la energía del sol para crear sistemas de filtrado autónomos de agua en comunidades marginadas.

hultz prize akali universidad panamericana
El equipo ganador estuvo conformado por Alejandro Méndez (Ingeniería en Innovación y Diseño), Elías Rivas (Administración de Empresas y Dirección), Karla Rico (Pedagogía) y Mariana Arce (Ingeniería Industrial). (De izquierda a derecha) | Créditos: Julia Turner

Todos los participantes se llevaron una especial felicitación por parte del jurado, gracias a su inquietud por hacer un cambio.

“Hay personas que cuando identifican que alguien no sabe cómo hacer algo, lo ven como un incentivo para ir a hacerlo”, afirmó Gustavo Durán.

El juez, en entrevista con Diario UP, también afirmó la importancia de este tipo de competencias para fomentar una participación social activa: “Tomar acción es la única forma en la que se puede lograr progreso, no solamente en el país, en el mundo.”

Al equipo ganador le queda un largo camino por delante. Deberá continuar desarrollando su idea para poder representar a la Universidad Panamericana ante un público internacional.

Hult Prize ha contado con la participación de más de 1 millón de jóvenes en 100 países, a quienes ha invitado a reconsiderar el futuro del negocio a través del emprendimiento social. Por medio de esta competencia, busca generar una inquietud de solidaridad entre universitarios alrededor del mundo.

Julia Turner Carnalla

Deja un comentario