Coctel de ritmos para una noche fuera de lo “Nrmal”

Todos los géneros son bienvenidos en los escenarios del Festival Nrmal. Desde la psicodelia hasta el doom metal se escucharán el próximo 3 de marzo en el Deportivo Lomas Altas.

No hay comentarios

El tiempo de vida de un festival de música es corto, para mala fortuna de sus asistentes. Sin embargo, ocurre un fenómeno extraño a medida que pasan las horas y los minutos parecen contados: la expectativa y la emoción entre el público aumenta, como si la palabra “final” olvidara toda connotación negativa.

Para descubrir la razón de este hecho no hace falta leer las letras pequeñas, sino todo lo contrario. La respuesta a este misterio la escriben los nombres de los artistas en letras mayúsculas –en ocasiones llenas de color o con una tipografía distinta al resto– que aparecen en la parte superior del cartel.

También suelen ser los últimos invitados en ser revelados a la gente, pero los términos “común” y “ordinario” no existen en el diccionario del festival Nrmal, y su novena edición lo deja claro.

Aún no se da a conocer la lista completa de solistas, duetos y bandas que escribirán la historia del Nrmal 2018 el próximo sábado 3 de marzo. A pesar de esto, los boletos ya están en fase 3, pues ya se sabe quiénes subirán por la noche al escenario del Deportivo Lomas Altas, para cerrar una jornada de música, comida, peinados extravagantes, mascotas y más.

Mac DeMarco

“Do it yourself” probablemente sería un nombre de pila adecuado para este músico canadiense, si no lo fuera en realidad Vernor Winfield McBriare Smith IV. Lo que es un hecho es que, incluso antes de ser conocido como Mac DeMarco, siempre supo que su vida tendría como banda sonora una melodía escrita, producida e interpretada por él.

Para alcanzar su meta formó parte de las bandas que fuera necesario, en su momento tocó canciones de los géneros que fueran necesarios, y trabajó haciendo las tareas que fueran necesarias para conseguir dinero y financiar sus primeras producciones.

Su recompensa llegó en 2012, cuando la disquera Captured Tracks le ofreció incluirlo en sus filas. No pasarían más de 2 años para que la revista digital Pitchfork, referente en la escena indie –y autoproclamada como “la voz más confiada en la música”–, reconociera su material en un par de ocasiones con el título de mejor música nueva.

DeMarco y el festival Nrmal están en la misma sintonía. De otra manera no se explicaría que un álbum de este músico tenga una temática completamente romántica guiada por su voz, únicamente para ser sucedido en su discografía por una producción completamente instrumental.

Lo único inalterable en este compositor de 27 años son la calma y tranquilidad que transmite en sus presentaciones en vivo. Una de estas llegará al Deportivo Lomas Altas acompañadas de los temas que han hecho que Mac DeMarco se convierta en headliner de este festival, a tan solo cinco años de haber publicado su primer álbum de estudio.

Sleep

En el Nrmal no es raro pasar de la serenidad de una melodía marcada por compases lentos, a la adrenalina del grado máximo de velocidad que puede alcanzar el rasgueo de una guitarra. La agrupación Sleep será responsable de este último escenario.

No hay que dejarse engañar por las camisas de cuadros o suéteres de cuello de tortuga que Al Cisneros, Matt Pike y Jason Roeder combinan con su cabello recogido en las fotografías promocionales de la banda, pues una vez frente al público su melena no deja de agitarse, tal como dicta la tradición del heavy metal.

La historia de Sleep parece escribirse por décadas. Desde su inicio, en 1990, y hasta el último año del siglo pasado, publicaron 3 álbumes de estudio que los situaron como un acto emblemático de uno de los diversos subgéneros del metal: el doom metal.

El ahora trío californiano volvió a ver actividad en 2009, tras 10 años de separación. Desde entonces han recorrido miles de kilómetros de su país y demás partes del mundo con presentaciones en vivo en festivales, como lo harán en el Nrmal en poco más de un mes.

Los fanáticos de Sleep en México tienen que estar muy al pendiente de su espectáculo, ya que cabe la posibilidad de que escuchen temas nuevos que pertenezcan a su próximo disco –aún sin nombre– que llevan meses anunciando.

Cornelius

Como lo han hecho en otras ediciones, los organizadores del festival Nrmal no se detienen por barreras geográficas para encontrar al headliner indicado. En esta ocasión su búsqueda dio frutos en la lejana ciudad de Tokio, Japón.

Keigo Oyamada ha estado inmerso en la industria musical por más de 30 años, en los que formó parte de otros proyectos, como Flipper’s Guitar, hasta llegar al sonido que a finales de los 90 lo motivó a presentarse como un artista en solitario.

Sus composiciones le abren la puerta a cuantos tipos de instrumentos quepan en una canción. Su música incluso puede contener ruidos de objetos cotidianos o provenientes de la naturaleza, siempre con un factor en común: un ambiente de tranquilidad presente a cada segundo.

Su sobrenombre artístico tiene como origen un arte distinto al que está acostumbrado: el cine. Tomó prestado “Cornelius” de un personaje de la cinta “El planeta de los simios”, de la cual también obtuvo el nombre de su hijo, Milo –que, como no podría ser de otra manera, es hijo de Cornelius en la trama–.

Cornelius es la pieza electropop que, unida a otras indie y metaleras, completan el rompecabezas que será la novena edición del festival Nrmal.

Aparta el 3 de marzo de tu calendario y obtén tu boleto a través del sistema Boletia.

Héctor Tapia Martínez

Deja un comentario