Crédito: Héctor Tapia

Reconocen con becas a la excelencia en Comunicación

Arantza Ocampo e Hiram Ramírez recibirán apoyo económico a lo largo de su carrera universitaria, por parte de MAEPEC y Fundación Ealy Ortiz, como distinción por su buen rendimiento y compromiso escolar.

No hay comentarios

Para Arantza Ocampo e Hiram Ramírez, el viernes 26 de enero fue un día único: el momento en que los años de esfuerzo y dedicación en el estudio, y los buenos resultados en el arranque de su licenciatura en Comunicación fueron recompensados.

Durante una ceremonia realizada en el Jardín Central de la Universidad Panamericana campus México, los alumnos de segundo semestre fueron premiados con las becas de excelencia Juan Francisco Ealy Ortiz-Jacobo Zabludovsky.

Este distintivo es otorgado por Mujeres en Apoyo al Estudio del Periodismo y la Comunicación (MAEPEC) y la Fundación Ealy Ortiz, con el objetivo de recompensar al rendimiento destacado de los estudiantes, y rendir tributo a dos personalidades de la comunicación.

Mientras Arantza e Hiram continúen con un promedio igual o mayor a 9, MAEPEC asumirá la cobertura total de sus gastos universitarios.

El evento de premiación contó con la asistencia de Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo de El Universal; Perla Díaz de Ealy, presidenta de MAEPEC, y Sarita Zabludovsky, viuda del periodista Jacobo Zabludovsky.

También se sentaron en el podio José Antonio Lozano Díez, rector del sistema UP-IPADE; Santiago García Álvarez, rector del campus México de la UP, y Mariano Navarro, director de la Escuela de Comunicación UP, entre otras autoridades académicas.

“Este es solo el inicio de nuestro camino profesional, uno que a veces parece complicado y en el que se puede fallar”, compartió Arantza Ocampo al recibir su beca. “Pero estamos seguros de que al dar lo mejor de nosotros, estaremos construyendo a grandes pasos el camino hacia nuestras metas”.

Hiram Ramírez, por su parte, escogió a la disciplina y la paciencia como los hábitos que sirven como motor para alcanzar la excelencia, y agradeció el esfuerzo de sus padres por brindarle una formación universitaria.

Este último tema fue enfatizado en su discurso por Perla Díaz de Ealy, quien aseguró que la educación de los hijos es la principal preocupación de los padres. Por eso, la misión de la fundación que preside es trabajar para que quienes tengan el deseo de preparase académicamente cuenten con todo el apoyo posible.

“No podemos ignorar a una sociedad que anhela cambios profundos en nuestro país, y que está convencida de que es necesario garantizar una educación de calidad para nuestros hijos”, comentó. “Nadie en México se debe ver privado del estudio por problemas económicos”.

Siguiendo esta línea, Mariano Navarro agradeció la visión de MAEPEC y Fundación Ealy Ortiz de apostar por la juventud: “Los recursos siempre son más escasos que la voluntad de ayudar. Ese aquello sutil de lo que están hechos los sueños y las ilusiones se puede transmitir y compartir sin agotarse”.

Los miembros del presidium estuvieron acompañados por integrantes de MAEPEC / Crédito: Héctor Tapia

El director de la Escuela de Comunicación UP felicitó a los alumnos acreedores de la beca, a quienes puso como ejemplo para las siguientes generaciones de comunicadores.

Navarro espera que el caso de Arantza e Hiram sirva como inspiración para que sus propios compañeros de segundo semestre busquen la excelencia en su día a día, pues, en caso de que alguno de los galardonados no reúna los requisitos necesarios para mantener el apoyo, este quedaría a disposición de otro estudiante de su generación.

Por su parte, Juan Francisco Ealy Ortiz aprovechó su turno al micrófono para rendir tributo a quien, junto a él, da nombre al apoyo económico: Jacobo Zabludovsky.

“En los años 60, la comunicación era muy diferente a la que hoy en día conocemos, pero desde ese entonces, había un nombre admirado y respetado por el periodismo que ya era un referente”, dijo en alusión al comunicador fallecido en 2015.

Ealy Ortiz recomendó a los estudiantes presentes en la ceremonia seguir el camino de quien califica como un prócer de la comunicación, del cual repitió sentirse orgulloso de haber llamado amigo a lo largo de su trayectoria como periodista.

En el evento también estuvieron presentes amigos y familiares de Arantza Ocampo e Hiram Ramírez, así como miembros de la Escuela de Comunicación e integrantes de MAEPEC.

Héctor Tapia Martínez

Deja un comentario