Imagen: Facebook oficial

El mayor reto es la credibilidad, según Jesús de los Ríos

El CEO de Saxum Media, Jesús de los Ríos, explicó la relevancia que la cerdibilidad tiene en las elecciones federales de 2018.

No hay comentarios

La población mexicana comenzó a sentir el furor de las elecciones presidenciales desde el inicio de las precampañas. La recolección de firmas para candidatos independientes, los spots publicitarios de los políticos y las notas acerca de meetings, supuestos escándalos o buenas acciones de alguno de los aspirantes a la presidencia marcaron la primera etapa del proceso que culminará el 1º de julio.

Jesús de los Ríos, director general de Saxum Media, agencia de marketing digital integral, señaló que el esfuerzo de los contendientes a dirigir la República debe enfocarse en un elemento clave.

“Yo creo que su reto más grande, que sí tienen todos, es la credibilidad (…), pero no es un problema de los candidatos nada más, sino prácticamente de toda la clase política”,  explicó el alumni de la Universidad Panamericana.

El problema de incredulidad por parte de la sociedad no es nuevo, de según el comunicólogo. Este obstáculo lo ha tenido que tratar la clase político desde el fin de la Revolución.

De acuerdo con el estudio de opinión pública, Latinobarómetro 2017, el tema principal en el que los mexicanos se basan para confiar en las instituciones políticas es si cumplen con sus promesas. Es decir, cuando los políticos hacen lo que dicen que van a hacer, la ciudadanía puede tener expectativas de las acciones ciertamente. De acuerdo a una encuesta publicada por El Financiero el pasado 6 de febrero, los temas que más le interesan a la población mexicana son: el combate a la inseguridad, la creación de empleos y oportunidades económicas, la reducción de la pobreza y, finalmente, el combate a la corrupción.

Los candidatos han delineado propuestas para dichos casos, por ejemplo, ante la inseguridad, José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador han propuesto homologar los procesos judiciales contra los delitos, para que sean investigados y tratados de la misma manera en todo el país. Anaya ha sugerido atacar el tema con menos balas y mayor nivel de inteligencia, y ha mencionado la relevancia del mapeo de los grupos de crimen organizado con el fin de poder desmantelarlos.

Sin embargo, la creación de alianzas entre partidos cuyas ideologías han generado incertidumbre este año entre los electores. La cuestión es que muchos seguidores de partidos como el PAN, el PRD, Morena y el Partido Encuentro Social (PES) no podrán estar seguros de que las promesas de los candidatos puedan respaldar las ideologías que ellos apoyan.

Imagen: Facebook oficial

“El caso de Anaya y la alianza PAN-PRD tiene un severo problema de credibilidad, porque son dos partidos ideológicos. (…) El PAN originalmente es un partido democristiano y el PRD es un partido socialista de izquierda”, esclareció el maestro en Comunicación Institucional por parte de la Universidad Panamericana.

Las consecuencias de las estrategias políticas enfocadas solo en derribar al PRI provoca que los votos de los seguidores leales de cada partido no estén asegurados. “El que hagan esto (la alianza), es una actitud totalmente pragmática, entonces eso rompe totalmente la credibilidad”, continuó.

La elaboración del mensaje que cada candidato dará en su campaña se crea a partir de una primera evaluación que indique dónde está parado el político, cuáles son sus debilidades y cuáles son sus puntos fuertes, precisó De los Ríos. Posteriormente, deben fusionarse las labores estadísticas y estratégicas de la mercadotecnia y la comunicación, con el fin de construir un discurso eficiente. Finalmente se implementa la estrategia creada y se observa su funcionamiento. Si sirve, debe mantenerse, y si no, optimizarse.

El analista remarcó que tanto López Obrador, como Anaya han creado un discurso en el que procuran aprovecharse del rechazo que un amplio sector de la población siente a que el PRI permanezca en el poder. “No hablan de la ideología de un partido, sino hablan de los defectos de un tercero”, mencionó en entrevista con Diario UP.

A pesar de que los dos contendientes de la oposición utilicen dicho mensaje como un recurso significativo en su campaña, el impacto que han generado es diferente entre sí.

De acuerdo con una encuesta publicada por El Financiero el 6 de febrero, Andrés Manuel lleva la delantera con un 38 por ciento de intención de voto, seguido por Ricardo Anaya, con un 27 por ciento, y José Antonio Meade, con un 22 por ciento.

Elizabeth Téliz Martínez

Deja un comentario