La comunidad UP se une para salvar vidas

¡Ha concluido la decimo séptima edición de la campaña de donación de sangre en la UP!

No hay comentarios

Hay múltiples maneras para ayudar a los necesitados, algunos donan ropa, objetos usados o despensas de comida. Sin embargo, esta semana miembros de la comunidad UP se unieron para compartir algo más íntimo: su sangre. La décimo séptima edición de la campaña de donación de sangre: “Sé un héroe y salva una vida” se llevó a cabo el 20, 21 y 22 de febrero.

“La idea es que los alumnos puedan donar no solamente tiempo con servicio social, sino que se den cuenta de que podemos ayudar de cualquier modo. La donación de sangre es para salvar a una persona que se encuentra en necesidad”, explicó Jazmín Mendoza, miembro de la coordinación de Compromiso Social.

La campaña se realiza dos veces al año, por lo que el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea logra conseguir decenas de donantes. En promedio, cada semestre, 65 personas se unen a la iniciativa en la Universidad Panamericana. Incluso, hay alumnos que han sido constantes en su labor como donantes. Tal es el caso de Laura Flores.

“Siento que a mí no me quita nada donar y que puedo salvar una vida, entonces es en lo que me baso. Empecé en primer semestre vi que había una campaña de donación y dije ‘me lo voy a hacer como propósito: cada semestre voy a donar’”, recordó la estudiante de Pedagogía.

La intención de las personas que participan se concentra en el deseo por ayudar a los demás. Especialmente en México es importante esparcir dicha voluntad, pues el país cuenta con un nivel muy bajo de donantes de sangre.

En este sentido, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirma que nuestra nación es considerada el prototipo de Donación Familiar y No altruista. Esto significa que los pacientes que requieren de las transfusiones sanguíneas las consiguen por parientes o amigos, y solo 3 por ciento de los donadores de sangre son altruistas.

Este problema está en la mente de algunos de los estudiantes de la UP que decidieron sumarse a la campaña.

“En México, no tenemos una cultura de donar sangre y es muy necesaria para todo tipo de pacientes. La manera más barata para conseguir esa sangre es con la población que done”, dijo la alumna de Enfermería Natalia Cruz, justo antes de pasar al área de sangrado de la estación de donantes, que se colocó en Jardín Central.

El doctor Gaspar Jiménez Sosa, del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, explicó que los que desean donar deben primero registrarse. Posteriormente, se realiza una muestra capilar que indique el nivel de hemoglobina del paciente y se lleva a cabo una valoración médica. Finalmente, las personas catalogadas como aptas pasan al área de sangrado. Se extraen alrededor de 450 mililitros del vital líquido, que son trasladados al Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea para que pueda ser distribuido a donde se necesite.

“Para la universidad es muy importante crear consciencia a toda la comunidad para que esto sea totalmente voluntario y sin ánimos ni de lucro, ni de servicio social, sino que es para la promoción del voluntariado constante de cualquier modo y a cualquier lugar”, comentó Jazmín Mendoza.

Cabe mencionar que Compromiso Social se queda con el registro de los participantes en la campaña. De esta manera, se realiza una red de donantes para que cualquier miembro de la comunidad universitaria pueda solicitar su ayuda cuando así lo requiera. Hay más de 700 personas en la red que se forma por estudiantes, alumni, académicos y administrativos.

Te invitamos a participar en la siguiente campaña de donación de sangre. Haz clic aquí para consultar los requisitos que deben cumplir los donadores.

Elizabeth Téliz

Deja un comentario