9 razones para ir al festival Nrmal

Marzo es sinónimo de festivales en la Ciudad de México, y ya está todo listo para celebrar con la música underground la 9ª edición del Nrmal.

No hay comentarios

La cuenta regresiva ha terminado para los amantes de la música underground. Mañana, a las 14:00 horas, arranca la novena edición del festival Nrmal y aquí te damos nueve razones por la que no deberías perdértelo.

Un evento siempre diferente.

El Nrmal es un festival que año con año ofrece una propuesta variada, llena de actos emergentes y con sonidos que no habían sido escuchados antes en sus escenarios.

El estilo es lo de menos, si es bueno, merece ser escuchado.

La diversidad marca la oferta de este acontecimiento anual. Géneros desde el synth-pop hasta el doom metal conviven en el mismo espacio en el Deportivo Lomas Altas.          

El énfasis está en el talento, no en la popularidad de las bandas.

Además de querer vender boletos, los organizadores han demostrado que uno de sus objetivos principales es darle oportunidad a los proyectos que apenas empiezan.

Es una alternativa para adentrarse a nueva música y conocer iniciativas con potencia.

Para diversas bandas que se presentan, el Nrmal es su primera gran oportunidad de impactar a un público masivo. Además, varios de estos proyectos musicales logran posteriormente colocarse en festivales internacionales de renombre.

Ofrece talentos con amplia trayectoria.

Swans, The Brian Jonestown Massacre, Slowdive, entre otros, han probado que la curaduría del cartel se acrecienta en cada edición, pues incorpora bandas de culto de la escena alternativa que son casi imposibles de ver en México. Los organizadores buscan con esto un equilibrio entre propuestas nuevas y otras ya afianzadas.

Un ambiente en el que todos son bienvenidos.

El festival se distingue por ofrecer un espacio para todo público, un ambiente cómodo para una amplia diversidad de personas, sin importar su edad o gusto musical. Incluso, las mascotas pueden sumarse a la fiesta.

Una experiencia más cómoda.

A diferencia de otros festivales, como el Vive Latino, en el Nrmal no hay grandes aglomeraciones; de hecho, es sencillo obtener un lugar cerca al escenario o estar tranquilamente en el pasto sin ser pisado o empujado. Los shows son más íntimos, e, incluso, hay interacción cercana con los artistas: es común ver a los músicos entre la multitud.

La planificación realizada por los organizadores es de aplaudir.

La distribución del festival permite desplazarse con comodidad, sin necesidad de apresurarse en llegar a otro escenario y perderse un set. Los horarios fluyen armónicamente, no hay empalmes y se respetan los tiempos designados.

Una variedad gastronómica amplia y a precios accesibles.

La oferta culinaria del evento es altamente recomendable. La amplia variedad que incluye la Cocina Central va desde la cochinita de El Pibil, hasta los platillos mexicanos, vietnamitas y tailandeses de Santoku.

Con todo esto, el Nrmal ha logrado posicionarse como uno de los festivales más queridos de la capital mexicana, al que todavía estás en tiempo de sumarte. Los boletos continúan a la venta por internet en el sitio de Boletia.com, a 949 pesos, o en taquilla, a 1200 pesos. 

Samantha Romo

Deja un comentario