Las primeras impresiones del VL8

Crónica del primer día del VL8

No hay comentarios

Para miles de fanáticos de la música latinoamericana esta es otra edición de uno de los festivales más emblemáticos de México; para mí, este es el primer Vive.

El pasado sábado 17 de marzo, luego hacer un breve recorrido por las tiendas y atracciones que se encontraban a los alrededores del Foro Sol, me dirigí al Escenario AT&T para ver la presentación de Swing Original Monks. La fusión de sonidos urbanos y tropicales comenzaron a encender a los cientos de personas que optaron por llegar desde los primeros momentos del festival. Durante 30 minutos, la banda formada en Ecuador hizo bailar y cantar al público.

Minutos después de las 15:00 horas, algunas personas comenzaron a chiflar y a gritar “apúrense”, hasta que finalmente Los Mesoneros iniciaron su presentación en la Carpa Doritos. El vocalista Luis Jiménez, reiteró en diversas ocasiones su agradecimiento con el público. Este fue el debut para los rockeros originarios de Venezuela.

Conforme pasaban los minutos, cada vez más gente llenaba los cinco escenarios que se montaron en esta edición del festival. El ambiente comenzaba a tornarse más alegre. En diferentes tiendas se realizaron dinámicas como karaokes y concursos de air guitar.

Imagen: Facebook – Vive Latino

Con el Foro Sol a la mitad de su capacidad, Enjambre subió al Escenario Indio, el principal de la jornada. Miles de fanáticos cantaron temas como Dulce Soledad, Sábado Perpetuo y Manía Cardiaca. La banda capitalina se despidió luego de 40 minutos de rock ligero.

Los Blenders hicieron saltar y gritar a la gente en la Carpa Intolerante. Una sonrisa se dibujó en el rostro de los asistentes cuando se escuchó Ha sido, canción con la que la banda capitalina inició su setlist. El público no paró de ovacionar a los músicos y pidió que se tocara otra canción; sin embargo, por la logística del festival, no fue posible cumplir con la demanda de los fanáticos.

El Volumen II de Rock Sinfónico en tu Idioma se presentó a las 16:30 horas en el Vive Latino, luego de un año de ausencia.

Este proyecto liderado por Sabo Romo era uno de los más esperados de este primer día del festival. Algunos de los artistas invitados fueron Kazz (Los Amantes de Lola), Andrea Echeverri (Aterciopelados), María Barracuda, Sergio Arau (Botellita de Jerez). El espectáculo fue disfrutado por jóvenes que probablemente escuchaban por primera vez temas clásicos de rock en español y adultos que buscaban revivir los viejos tiempos.

En el público se podían encontrar a gente de diferentes edades, desde niños acompañados por sus padres, hasta personas de más de cincuenta años.

Había gente de diversos estados de la República, así como fanáticos de países latinoamericanos como Venezuela y Costa Rica, que viajaron a México para disfrutar de los distintos shows.

Después de un descanso, volví al Escenario Indio para ver el concierto de Panteón Rococó. Desde que sonaron los primeros acordes, la gente comenzó a brincar y de inmediato se formó un slam detrás de mí. Miles de personas gritaban “Esta noche va este trago por tí”, a la par de Dr. Shenka, cantante del grupo.

Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, subió al escenario para interpretar Fugáz. Personas con máscaras de lucha libre y algunos chicos que decidieron quitarse la playera se empujaban unos contra otros al ritmo de ska.

El último show del Escenario Indio fue de Molotov. Ante miles de seguidores, la polémica banda tocó tanto canciones clásicas como sus últimos sencillos. Randy, Tito, Paco y Micky se encargaron de unir el canto de sus fanáticos, en lo que fue la presentación estelar del primer día del Vive Latino.

Foto: Sebastián Escárcega

Cansado y con algunos moretones salí del Foro Sol. A pesar de que no pude ver a ninguna banda de mi género musical favorito, metal, sin duda disfruté la experiencia que se vive en este festival.

Sebastián Escárcega

Deja un comentario