Así fue el festejo de todo el elenco para marcar el fin de la serie. | Fuente: Facebook Merlí

Merlí, una mirada a la filosofía cautivadora

Este proyecto español parece tener la trama de muchas otras serie, pero lo que te espera en esta serie será un viaje distinto al de siempre.

No hay comentarios

Llevaba mucho tiempo sin seguir una serie, pero cuando comenzó Merlí me picó la curiosidad.

Se trata de una propuesta de televisión española creada y producida por Veranda TV. Trata sobre un profesor desempleado de filosofía llamado Merlí, quien consigue una plaza temporal en la escuela Ángel Guimará, en Barcelona.

El docente, quien también es hijo de una gran artista catalana, estimula el pensamiento analítico de sus alumnos y los hace discutir libremente, a través de unos métodos poco ortodoxos, que causarán polémica. 

​Vi el primer capítulo y no quedé convencida, pero decidí darle una segunda oportunidad, y conforme avanzaban los capítulos, la serie me cautivó.

El concepto parecería el mismo ya trillado de tantas otras propuestas televisivas: la interacción de un grupo de alumnos y su profesor. Sin embargo, la manera en que se tratan diversos aspectos de la vida de los estudiantes y el toque surrealista de los problemas de su maestro, así como las subtramas que surgen conforme avanza la historia y más de un giro inesperado, brindan a Merlí un sabor fresco.

La serie Merlí ha terminado una producción de cuarenta capítulos.
Los personajes de Pol y Bruno son de los más apreciados por el público. | Fuente: Facebook Merlí

Cada personaje es único, con una personalidad que lo diferencia y que es perfectamente caracterizado por el actor correspondiente, a pesar de que el elenco está conformado, en su gran mayoría, por caras poco conocidas en el mundo del espectáculo. Y las actuaciones destacadas no se limitan a los papeles protagónicos, los personajes secundarios, como la gran Calduc o el grato Óscar, también son de aplaudir.

Merlí, cuyo nombre remite al del famoso mago, y en cierto grado se parece a él, es un protagonista cautivador: sus diálogos, que pueden emplear desde un tono compasivo con sus alumnos, hasta uno cínico con las mujeres, son un elemento central que da vida a la serie. No solo es un profesor de filosofía que expone el pensamiento de los autores más importantes, va más allá, como lo demuestra en su trato con un alumno autista; al ayudar a un estudiante a encontrar trabajo, o a visitar en el hospital a otro, que es víctima de las adicciones.

Con el paso de los episodios, cada personaje va madurando poco a poco y, progresivamente, se resuelven las diversas problemáticas.

Con tres temporadas y un total de 40 capítulos, la producción llegó a su fin a inicios de año. Aunque se trata de una serie dirigida para adolescentes, también ha cautivado a millones de espectadores adultos en el mundo hispanohablante.

Es realista en relación con las problemáticas de los jóvenes de carne y hueso: sus preguntas, su forma de ser, su perspectiva del mundo. Por eso, hoy en día “Merlí” es mi serie favorita.

Marien Romanos López

PrepaUP, campus Yaocalli

Deja un comentario