La candidata durante la entrevista. Crédito: Gabriel Ramírez.

La Miguel Hidalgo de Magui Fisher

No hay comentarios

Con medio litro de café, y una nariz roja, inició la conversación. Margarita María Martínez Fisher, conocida por los vecinos de la alcaldía Miguel Hidalgo como Magui Fisher, fue una diputada local del Distrito Electoral XIII por parte del Partido Acción Nacional (PAN) que busca ser la primera alcaldesa de la demarcación.  

La candidata del Frente Por México, compuesto por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) -tradicionalmente del otro lado del espectro ideológico del PAN- y Movimiento Ciudadano, tiene un currículo académico de consideración.

De acuerdo con el perfil publicado en su página web, obtuvo su licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Iberoamericana. Siguió con una Maestría en Planeación y Políticas Metropolitanas por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana y cursó un Doctorado en Sociología en la misma institución.

Más allá de su preparación en las aulas, la política ha sido parte de su vida, inclusive desde antes de entrar a la universidad. Ella misma comenta que estuvo con el PAN desde que tenía unos 15 años.

Su carrera en la gestión pública se extiende por más de una década, ha sido diputada local en dos ocasiones (durante 2006-2009 y 2015-2018), Directora General de Desarrollo Social en la delegación Benito Juárez entre 2012 y 2015 y Directora General de Desarrollo Social/Gerencia Delegacional en Cuajimalpa de 2009 a 2011.

Pero su interés por el poder no la hizo dejar de lado un proyecto familiar, está casada con Jorge Humberto Fischer Durán, con quien tiene dos hijos, Lucas, de 11 años, y Andrés, con 5.

Con su experiencia en la política local, podría resultar obvio su interés de obtener otro cargo público; sin embargo, ahora ella tiene claro el por qué quiere este puesto: el cariño que tiene por la hasta ahora delegación.

En un café en Polanco, la candidata llegó a la cita con DiarioUP con una vestimenta que gritaba su afiliación política: una blusa azul celeste, y un chaleco del mismo color, pero de tono más oscuro.

Después de pedir un café de 500 ml, y con su nariz enrojecida de una gripa que le aquejaba, nuestra plática con Fisher inició con un fondo musical característico de esa cadena de cafeterías, y dejó en claro todo lo que ha vivido en la Miguel Hidalgo.

“Yo amo a mi delegación. Desde que nací he vivido aquí, aquí fui a la escuela. Aquí aprendí a ser ciudadana”, afirmó después de darle un par de sorbos a su expreso. “Realmente he tenido 20 años de trayectoria y para mí ser la primera alcaldesa de Miguel Hidalgo significaría un gran, gran compromiso de poder servir a mis vecinos y poder darles a mis hijos una mejor calidad de vida”.

Por otro lado, al ser cuestionada por la lejanía de los políticos de los gobernados, consideró que ese es una de las preocupaciones principales de los vecinos.

“El segundo mayor reclamo es que los políticos no regresan. Que se les ven campaña y no regresan nunca a ver cómo se están cumpliendo las promesas”, admitió la candidata frentista.

“Entonces, uno de los temas que yo he planteado con los vecinos es que podamos hacer un gobierno muy cercano. Un gobierno muy cálido, muy humano. Que esté muy cerca de los vecinos, no solo en las redes sociales. (…) Lo que tiene que hacer la alcaldía es tener la posibilidad de captar y de escuchar 24 horas al día, 7 días a la semana, con todos los mecanismos sociales, tanto oficiales como de la propia alcaldesa”.

¿Por qué tener contacto directo con la figura política? Fisher dice que los habitantes no quieren hablar con una institución, quieren hablar con una persona.

Más allá del “miércoles ciudadano”, que es un encuentro entre habitantes y los funcionarios de primer nivel del gobierno local, Fisher considera que se tiene que ampliar este formato de atención al público.

“La idea es tener un ‘jueves en tu colonia’ con el mismo mecanismo del ‘miércoles

ciudadano’, pero recorriendo las colonias de la delegación y poder programar tanto una audiencia, como recorrido desde que inicia la alcaldía, para que cada colonia sepa cuándo toca recorrido, cuándo toca la audiencia de seguimiento”, afirmó Fisher.

“Entonces los ciudadanos pueden decir ‘bueno, te volvimos a ver y sabemos lo que estás haciendo”, añadió con un par de sonrisas.

Respecto a la estrategia de seguridad, a pesar de no tener responsabilidad directa, ya que es un rubro que depende del gobierno de la Ciudad, considera que le concierne a la autoridad local ser la primera en visitar al Procurador de Seguridad Pública para poder tener un buen funcionamiento en la localidad.

La falta de responsabilidad directa en el tema, no la detiene para incluir en su plan lo que ella describe como un escudo para blindar a la alcaldía a través de distintas dimensiones.

“Lo primero es completar en el esquema de cámaras, trabajar en coordinación con Seguridad Pública, para también dignificar a los policías, los policías en la Miguel Hidalgo. También que tengamos la posibilidad de apoyarnos con programas sociales que sean realmente reconocidos en nuestra comunidad”, comentó la exdiputada.

“Otra estrategia muy importante es la consolidación de comités de seguridad por manzana, por cuadra, por colonia, para que tengamos esta comunicación, esta interacción y también inteligencia social para prevenir el delito”.

Por otro lado, existe un tema contra el cual Fisher se muestra ambivalente, y es el desempeño de la administración saliente. Ella, al ser parte del mismo partido que la actual delegada, Xóchitl Gálvez, resalta al mismo tiempo lo logrado en los últimos años, pero la necesidad de implementar cambios.

“Ya se sentaron las bases para que se pueda regresar a una administración muy exitosa. A Xóchitl Gálvez le tocó hace tres años salir a recuperar la delegación, porque estaba prácticamente en manos de una mafia de personas que se la vivían violando el uso de suelo, generando negocios particulares y con una red de extorsión como nunca se había visto en Miguel Hidalgo”, señaló la candidata.

“Yo creo que fue un gobierno muy ordenado, muy valiente. Lo que ahora necesitamos es un gobierno muy cercano. Conservando las cosas buenas que ahora tenemos, con el sello de las administraciones panistas, especificó. “Ahora con el gobierno de coalición vamos a tener la visión del PRD y de Movimiento Ciudadano. Entonces, complementa lo que podemos tener”.

La ex legisladora no está libre de escándalos, e inclusive a miembros de su equipo se les ha acusado de querer comprar votos. De hecho, vecinos de la delegación denunciaron que operadores de Fisher les habrían ofrecido tres mil 450 pesos a cambio de ir a actos de campaña de la candidata, y copias de sus credenciales de elector.

Incluso, de acuerdo con el sitio Politico.mx el candidato de Morena para la alcaldía, Víctor Hugo Romo, denunció que se está creando un escenario para llevar a cabo un fraude electoral, apoyado por el desvío de recursos públicos.

Pero más allá de las acusaciones, Margarita Fisher también se enfrenta a un monstruo que amenaza al candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya: las encuestas.

De acuerdo con un sondeo publicado en La Razón, levantado por la encuestadora Buendía y Laredo, Fisher está en segundo lugar, con una desventaja de 16 puntos respecto al primer lugar, Víctor Romo (quien ya ha sido delegado de este mismo territorio por parte del PRD).

Tanto en la vida, como en la política no hay nada seguro, por lo que Fisher podría remontar gracias a la alianza del Frente. Una oportunidad que tendrá para tomar votos será el debate entre los candidatos a alcalde de Miguel Hidalgo del próximo 5 de junio. Pero el verdadero resultado se ilustrará hasta la noche del 1 de julio, tras el cierre de las urnas.

Gabriel Ramírez

Deja un comentario